26 de Mayo, 2019
Radio Mercosur
Mundo

AMERICA LATINA - EE UU ADVIERTE A NICARAGUA

Senadores estadounidenses: “No habrá dólares de la banca internacional para Daniel Ortega”

Responsive image
MANAGUA - NICARAGUA - La Ley Nica impone sanciones específicas y condiciones al Gobierno de Nicaragua para contar con el apoyo de Estados Unidos en la aprobación de solicitudes de préstamos internacionales.
 
El senador Ted Cruz y la congresista Ileana Ros-Lehtinen afirmaron durante un encuentro que la aprobación de la Nicaraguan Investment Conditionality Act, Ley Nica, tiene un mensaje claro de los Estados Unidos para la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo: que “no habrá acceso a los dólares de la banca internacional” mientras continúe violando los derechos humanos.
 
La legislación se encargará de usar el “músculo de Estados Unidos en las instituciones financieras internacionales” para presionar por el respeto a los derechos humanos en Nicaragua.
 
La representante Ros-Lehtinen es autora de la ley y el senador Cruz, el patrocinador en la Cámara alta.

 
La Ley Nica impone sanciones específicas y condiciones al Gobierno de Nicaragua para contar con el apoyo de Estados Unidos en la aprobación de solicitudes de préstamos internacionales. Además, establece que el régimen de Ortega tendrá que rendir cuentas por su corrupción sistemática, violaciones a los derechos humanos y el asalto al orden democrático en la nación centroamericana.
 
Estados Unidos tiene voz, voto y capacidad de influencia en los organismos financieros multilaterales, que utilizará para evitar el acceso del régimen sandinista a los préstamos en la banca internacional.
 
El senador Cruz presentó el proyecto en la Cámara alta, que inicialmente fue respaldado por seis senadores más, hasta lograr el apoyo bipartidista en esa Cámara que aprobó la Ley Nica el pasado 27 de noviembre, algo que Cruz define como una victoria para luchar y defender los derechos humanos.
 
“Es una gran victoria en cuanto a la imposición de sanciones, en términos de usar el músculo internacional de los Estados Unidos, de las instituciones financieras internacionales para presionar por los derechos humanos en Nicaragua”, enfatizó Cruz.

 
La congresista Ros-Lehtinen comparó al dictador Daniel Ortega con Nicolás Maduro, en Venezuela, y Miguel Díaz-Canel, el sucesor designado de la sexagenaria dictadura castrista.
 
“Estos matones tienen una cosa en común: quieren permanecer en el poder y quieren total represión contra activistas de derechos humanos. Por lo tanto, esto (la Ley Nica) le dice al régimen de Ortega que no hay dólares internacionales mientras violen los derechos humanos (y) que no pueden venir a los Estados Unidos. Nos aseguraremos de que protegemos al pueblo de Nicaragua. Entonces, estos matones tendrán que decidir. ¿Quieren todas las cosas buenas al ser un buen socio internacional (de Estados Unidos) o quieren ser tratados como los parias que son?”, cuestionó Ros-Lehtinen.
 
“La ley es para apoyar al pueblo de Nicaragua contra la opresión, contra la tortura y contra los travestis de derechos humanos que hemos visto”, dijo Ros-Lehtinen en alusión al mensaje de “paz y de respeto a los derechos humanos” de la dictadura, pero en la práctica promueven la represión, el odio y el crimen.
 
El senador Cruz destacó los sacrificios y la valentía de los nicaragüenses.
 
 
“Ileana y yo nos hemos reunido con los manifestantes de Nicaragua que han arriesgado sus vidas. Muchos jóvenes. A menudo las voces de libertad son los jóvenes, niños de las escuelas, de las universidades, que están arriesgando sus vidas. 
 
Están en riesgo de ser golpeados y ensangrentados porque quieren ponerse de pie, están llenos de esperanza. Y para el pueblo de Nicaragua, creo que vamos a ver una Nicaragua libre. Creo que brilla esta luz, siguiendo la verdad.
 
El músculo financiero de los Estados Unidos puede ayudar a reivindicar los derechos humanos en Nicaragua. De eso se trata esta lucha”, manifestó el legislador.
 
Sanciones
 
La Ley Nica propone la designación de sanciones a individuos por medio de bloqueo de activos, prohibición de transacciones bajo la jurisdicción de Estados Unidos, propiedades o intereses en una propiedad, negación o revocación de visas, y penalidades económicas.
 
Igualmente, incluye restricciones a los préstamos que solicite el Gobierno de Nicaragua a las instituciones financieras internacionales, con la excepción del financiamiento para proyectos que promueven la democracia y las necesidades básicas del pueblo nicaragüense.
 
 
 
Fuente: La Prensa 
Managua – Nicaragua
Por Judith Flores
15-12-2018