12 de Noviembre, 2018
Radio Mercosur
Mercosur

EL CONFLICTO DE LOS TOMATES ENTRE ARGENTINA Y PARAGUAY

Equilibrio de precios y volúmenes, según la estacionalidad de los prodcutos afectados, sirven de pretexto para sostener el conflicto por el ingreso a Paraguay de los tomates argentinos.

Responsive image
MERCOSUR - El Gobierno refuerza las gestiones para frenar la "guerra" del tomate con Paraguay. Tras un reclamo de la Federación Agraria Argentina (FAA) porque Paraguay frenó la importación de tomates de los productores de Laguna Naineck, en Formosa, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino busca frenar al nivel de los cancilleres cualquier escalada del conflicto.
 
Ayer, en Montevideo, en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Mercosur, el canciller Jorge Faurie le planteó a su par paraguayo, Luis A. Castiglioni, la situación generada. El funcionario del vecino país, según se informó, se comprometió a ocuparse del problema.
 
 
Según una fuente oficial, las demoras en el otorgamiento de Autorizaciones Fitosanitarias de Importación (Afidi) por parte de Paraguay suelen ser recurrentes y "evidencian que las mismas son empleadas como una herramienta para equilibrar precios y volúmenes, según la estacionalidad de los productos afectados". 
 
Luego del planteo de Faurie, para fin de mes se aguarda un encuentro de vicecancilleres de ambos países y se espera incluir vive en Colonia San Juan y conserva una pequeña parcela de seis hectáreas donde trabaja con gran parte de su familia.
 
Tres de sus hijos ya se fueron de la chacra buscando mejores oportunidades que el tomate: en Buenos Aires uno es kiosquero y los otros consiguieron trabajo en restaurantes.
 
En diálogo con LA NACION, el productor contó que su situación es desesperante. "Solo vendí 100 cajones a $80 y $100, pero el resto, unos 700 cajones, se pudrió en la chacra porque no había a quién venderle", dijo. Y agregó: "Ahora en Paraguay están pagando hasta $180 el cajón de tomates, pero ya es tarde, ya no tenemos".
 
Para Benítez, ahora solo queda mirar hacia delante. "Para el verano con mi familia vamos a plantar poroto manteca, melones, maíz y mandioca; ojalá que la situación mejore", sostuvo.
 
 
 
Según fuentes del Senasa, no hay impedimento sanitario alguno que justifique el freno de Paraguay. Solo habría por parte de Paraguay cuestiones referidas al proteccionismo de sus producciones, algo de "un ámbito meramente comercial".
 
 
Fuente: LA NACION - BUENOS AIRES
Por: Mariana Reinke

17-10-2018