23 de Octubre, 2018
Radio Mercosur
América

OEA - OTRA VEZ, URUGUAY DESAPRUEBA LA SUSPENSIÓN DE VENEZUELA

La crisis en el país caribeño fue el tema central de la reunión anual del organismo.

Responsive image
La Organización de Estados Americanos (OEA), la institución más antigua e importante del continente, habilitó en la noche de este martes la suspensión de Venezuela, con 19 votos a favor, cuatro en contra y 11 abstenciones, entre las que se encuentra el voto de Uruguay.
 
El principal foro político del continente votó una resolución impulsada por Estados Unidos y apoyada Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México y Perú que permitirá suspender al país caribeño del organismo por el quiebre del orden democrático.
 
La iniciativa promovida por Washington declaró ilegítima la reelección de Nicolás Maduro y llamó a aplicar los mecanismos de la Carta Democrática Interamericana por "alteración del orden constitucional" que incluye la inexistencia de separación de poderes en el estado y la violación de los derechos humanos.
 
La resolución, que fue criticada por Caracas como un "acto injerencista" en el marco de una "campaña criminal" del gobierno de Donald Trump, necesitaba del apoyo de la mayoría simple del total de miembros de la OEA –que oficialmente son 35, aunque activos hay 34 porque Cuba no participa–.
 
Tras intensas negociaciones, Estados Unidos consiguió los 18 votos que necesitaba y pudo pasar la resolución que posibilitará la suspensión del régimen de Nicolás Maduro. El gobierno uruguayo fue uno de los estados que no dio su voto para tales efectos.
 
Al Grupo de Lima, un bloque crítico de Maduro y que integran otros ocho países americanos además de los seis que plantearon el texto, se unieron naciones caribeñas, tradicionalmente aliadas de Venezuela, que les vende su petróleo en condiciones muy favorables.
 
El segundo día de la Asamblea General de la OEA se celebró este martes en Washington
 
 
Estados Unidos, que ha tildado "el régimen de Maduro" de "dictadura" y que junto al Grupo de Lima no reconoció la reelección del mandatario venezolano el pasado 20 de mayo, argumentó que la OEA debía hacer valer su compromiso con los principios democráticos.
 
"En nombre del presidente Trump, pido a la comunidad de naciones libres, de todo este Nuevo Mundo, que expulsen a la dictadura de Maduro de la Organización de Estados Americanos. La OEA debe representar la libertad. Y ahora es el momento", dijo el vicepresidente Mike Pence, durante una recepción con "naciones afines" el lunes en la Casa Blanca.
 
 
Pence, quien hace un mes pidió lo mismo al visitar la sede de la OEA, dijo que los países que se sumen a esta iniciativa, "demostrarán su compromiso de forjar vínculos más fuertes con Estados Unidos", y mencionó posibilidades de cooperación en inversiones financieras, de energía, infraestructura y seguridad.
 
A pesar de la aprobación de esta resolución de diez puntos, que además de facilitar el "restablecimiento del orden democrático" busca atender la crisis humanitaria en Venezuela -donde escasean productos básicos y medicinas-, la suspensión no será inmediata.
 
Sin embargo, es posible que la suspensión quede solamente en un acto simbólico en tanto que Venezuela solicitó su salida de la OEA en abril de 2017, un proceso que se concreta en dos años.
 
El canciller venezolano, Jorge Arreaza, exponiendo ante la Asamblea General de la OEA; a su lado, la delegación de Uruguay
 
"Nosotros denunciamos a la OEA y nos vamos de la OEA (...) ya van 13 meses de los 24 que tenemos que esperar para que sea efectivo. Cuando Venezuela salga de la OEA vamos a hacer una gran fiesta nacional", dijo Maduro al criticar la "campaña criminal, macabra, de chantaje y amenaza" de Estados Unidos a los gobiernos de la región.
 
Venezuela es el primer miembro de la OEA en pedir el retiro voluntario de la organización en 70 años de existencia. Ni siquiera lo pidió Cuba, a pesar de que su membresía estuvo suspendida entre 1962 y 2009.
 
El consejo permanente de la OEA declaró en abril de 2017 que en Venezuela se había producido un quiebre inconstitucional, pero después fracasó en pronunciarse sobre el tema en su asamblea anual en Cancún.
 
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, junto al canciller paraguayo, Eladio Loizaga, en el segundo día de la Asamblea General del organismo en Washington
 
Venezuela ya había sido suspendida por razones políticas del Mercosur a mediados de 2017, cuando los cuatro socios fundacionales llegaron a un consenso en Brasil. La suspensión del bloque sudamericano se debió a la ruptura del estado de derecho en el país caribeño.
 
Posición uruguaya
 
El gobierno había adelantado este lunes que no apoyaría ninguna moción para suspender al régimen de Maduro porque entendía que eso era agregar más leña al fuego, explicó el vicecanciller Ariel Bergamino en un evento sobre política exterior organizado por el Movimiento de Participación Popular.
 
En Washington, la representación uruguaya repitió exactamente lo mismo que el gobierno manifestó en los últimos comunicados, muy lejos del tono de vehemencia y el contenido crítico que el resto de la vecindad.
 
 
El director de Asuntos Políticos, Raúl Pollak, hizo alusión a la "importancia de un diálogo inclusivo" que abarque a todos los sectores políticos y de la sociedad civil y que permite el "goce derechos, libertades fundamentales y la plena participación" de todos en la "vida política del país". Sentado a su lado, el canciller veenzolano Jorge Arreaza asentía con la cabeza.
 
Pollak, además, dijo que Uruguay "apoyó" la inclusión del tema Venezuela en la asamblea con la convicción de que todos los temas de relevancia de la región deben ser tratados en ese ámbito, en el que se debe "debatir hasta encontrar soluciones que solo pueden llegar a través del diálogo".
 
 
Fuente: El Observador y agencias
Junio 5, 2018 21:45 
Fotos: Juan Manuel Herrera - OAS
M. Ngan - AFP